Crea un jardin vertical en tu casa | Tu Casa Express autofinanciamiento

Crea un jardin vertical en tu casa

¿Te gustaría tener un jardín en casa pero no dispones de espacio suficiente? No te preocupes, hay una alternativa perfecta para ti: los jardines verticales. Estos aportarán frescura y vitalidad a tu vivienda de una forma original y sencilla.

Si no dispones de mucho espacio pero te gustan las plantas, un jardín vertical o muro verde, es una buena manera de tener tu propio jardín en un espacio reducido. Se trata de una instalación vertical cubierta de plantas de diversas especies que son cultivadas en una estructura especial dando la apariencia de ser un jardín creciendo sobre una pared.

Esta “solución verde” disminuye hasta cinco grados la temperatura en el interior de las construcciones, según indica un estudio publicado por el Instituto de Tecnología de Tokio. Los jardines verticales son ecosistemas que se colocan en las paredes y actúan como su piel exterior, protegiéndola de los rayos solares.

El jardín vertical se puede diseñar con fines decorativos o hacer un diseño específico, se puede plantar de forma aleatoria con plantas de poco volumen o selváticas, con flores y colores diversos o muy sencillo.También podemos plantar verduras, plantas aromáticas o cualquier otra planta comestible., así podemos aprovechar nuestro jardín vertical en nuestra cocina.

¿Qué necesitamos para hacer un jardín vertical?

Muchas veces en el patio tenemos más muros que pasto y zonas para plantar, por eso te queremos enseñar la posibilidad de ocupar esas superficies verticales como lugar para poner plantas.

Lo primero que necesitamos, además de un muro con suficiente espacio, es:

  • Herramientas a utilizar:

Nivel de burbuja
Pala de jardín
Cinta métrica
Taladro
Lienza
Sierra manual (arco)

  • Materiales a utilizar:

Vermiculita
Plantas trepadoras o tapizantes
Turba
Soporte de canaleta PVC 12
Tapas de canaletas 8
Canaletas de PVC 4
Abono orgánico 3
Taquetes plásticos 6 mm, 48
Tornillos 5

Y ahora, ¿qué hacemos?

¡Manos a la obra!

Los cuidados posteriores

Un jardín vertical es un ser vivo y debe cuidarse con el mismo rigor que los jardines creados en superficies horizontales.

Estructura y tipos de plantas

En primer lugar, deberás tener en cuenta cómo va a ser el jardín y en qué lugar se va a situar, lo que determinará cómo debe ser la estructura y qué tipo de plantas se van a incluir en él. Lo más normal es que se utilicen especies que puedan desarrollarse con poco sustrato como lo hacen los helechos o algunas hierbas de consumo. Lo mejor es que preguntes en tu tienda de jardinería cuáles son las plantas más propicias.

Debes tener en cuenta que la base estará en constante contacto con la humedad y la tierra de las plantas, por lo que es importante escoger un material que no sea corrosivo. Del mismo modo, es importante fijarse en el peso, ya que la pared podría llegar a ceder.

Drenaje

Por supuesto, es esencial que tu jardín vertical cuente con un buen drenaje, si no, el agua acumulada podría pudrir las raíces y crear hongos e infecciones. Los sistemas de riego más aconsejables son los que tienen un funcionamiento parecido a las fuentes, que funcionan con una bomba que succiona el agua desde abajo y la impulsa hacia la parte superior regando todas las plantas. De la misma forma, es necesario instalar un filtro que elimine los sedimentos y no tapen la bomba.

Iluminación

Por último, es importante que tu jardín cuente con la suficiente cantidad de luz para permitir que tus plantas crezcan con fuerza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *